lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad y Próspero Año 2013


miércoles, 17 de octubre de 2012

Apunte fotográfico: Utensilios molineros en el Museo del Monasterio Franciscano de Santa Ana de Jumilla

Colaboración en la revista MOLINUM para el número de octubre de 2012, revista que edita la Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos (ACEM).

~ . ~ . ~ . ~ . ~

APUNTE FOTOGRÁFICO

Utensilios molineros en el Museo del Monasterio Franciscano de Santa Ana de Jumilla

Pedro Jesús Fernández


Tras una visita por tierras albaceteñas, donde pude estar en el pueblo de Molinicos (para otro artículo quedará el análisis de lo curioso de este, donde lo único molinero que se puede contemplar son unas piedras de almazara en una rotonda), retorné a tierras murcianas por la población de Jumilla, donde se encuentra el antiguo Monasterio Franciscano de Santa Ana.

En él, además de un rico patrimonio imaginero, se encuentra una variada y numerosa colección de los más diversos objetos, que muestran tanto la antigua vida contemplativa, como elementos de otras civilizaciones que habitaron la comarca. Además, adornas las salas objetos de todo el mundo que misioneros franciscanos han ido donando al convento.

A falta de un verdadero discurso museográfico actual, y de la necesaria identificación de lo que allí encontramos, merece la pena la visita por el hecho de poder contemplar la cantidad de piezas donde a cada uno le llamarán más la atención unas u otras. Y allí encontré éstas, de las que os dejo estos apuntes fotográficos.


Este molino de mano, así como la piedra de la siguiente foto, se encuentran entre numerosas piezas arqueológicas y una rica colección de fósiles.

 
Estas dos piezas son del Monasterio, usadas por los propios monjes.
 


 
Y para terminar, esta pieza de la colección de objetos de los misioneros franciscanos por el mundo, en la “vitrina” de Tailandia, encontré esta representación de un molino, y aunque no se llega a apreciar demasiado, si se ve un aspa asomando por el otro lado del molino, lo que me hizo recordar los molinos de doble juego de aspas de los que se nos habló en el último Congreso.
 



jueves, 14 de junio de 2012

Entre barracas umbrías

Mañana es quizás el día más difícil en la carrera política de nuestro Alcalde, Miguel Ángel Cámara. Después de casi 20 años como primer edil de la capital de la región, Cámara tendrá que declarar como imputado por los convenios urbanísticos del ensanche norte de Murcia, la zona que todos ya conocemos como Nueva Condomina.

Hay quién dice que esto puede suponer el final de su carrera, al verse envuelto en un caso que ya finiquitó la carrera del concejal de Urbanismo Fernando Berberena, y que llegó hasta las aulas universitarias con la detención de varios implicados que también ejercían como profesores.

Mucho se ha hablado en las semanas que han pasado desde que se conoció, primero la petición del fiscal, y luego la imputación definitiva por parte del Juez de Instrucción nº 8 de Murcia (casualmente, el mismo que ha llevado el "caso Sigifredo" por el Molino de Oliver).

Más de una pregunta difícil hemos que responder los que por una u otra forma tenemos alguna relación con el equipo de gobierno municipal, como puede ser mi caso al pertenecer a la Junta Municipal de Aljucer siendo portavoz del PP en la misma, pero también hemos estado defendiendo que el urbanismo que se ha estado realizando en Murcia no es el mejor posible, como una y otra vez hemos reclamado desde HUERMUR, analizando los pasos dados por el PGOU desde su aprobación hasta sus más de 100 modificaciones, pasado por su adaptación a la ley del suelo.



Desde que se conoció la noticia, ésta corrió como la pólvora, y en cualquier encuentro de simpatizantes, por fortuito que fuera, el tema de conversación no podía ser otro. Los que hemos podido tener trato con el Alcalde, sabemos que no se trata de una mala persona, ni se ha podido advertir nunca en él una actitud que muestre interés por medrar o por su enriquecimiento.

Pero lo que ha quedado ya claro es que quizás sus compañías no han sido las mejores.Ya fuera por imposición del partido al confeccionar las listas, o a no estar todo lo bien aconsejado que debiera, algunos de sus más estrechos colaboradores, técnicos o políticos, han acabado salpicándolo con sus actos.

La falta de una continuidad al frente de la Concejalía de Urbanismo, donde hemos podido ver desde la chirriante salida del todavía muy querido en algunas pedanías Ginés Navarro, una fugaz sustitución del mismo, el ascenso hasta el nº 3 en la lista del 2007 del ya concejal de Urbanismo Berberena, hasta la ocupación ahora de despacho en la Plaza de Europa de mi buen amigo Juan Antonio Bernabé (al que le ha caído una cruz más que un premio), ha permitido que la política urbanística haya caído en manos de promotores y constructores, dejándoles el desarrollo exorbitado de un PGOU ya excesivo en el año 2001.

La posición de Cámara es difícil, teniendo que responder de hechos propiciados por técnicos de Urbanismo y de los Servicios Jurídicos, pero cuya máxima dirección debe corresponder al Alcalde. La falta de un modelo de desarrollo sostenible de la ciudad, de crecimiento controlado, y de una dirección firme ha acabado por explotar en las manos del primer edil.

Inauguración centro juvenil Aljucer

Muchas han sido las cosas buenas que se han sucedido a lo largo de estos 17 años de gobierno de Cámara: la atención a las pedanías (donde se han dotado de luz, agua y alcantarillado a centenares de kilómetros de caminos y carriles), las infraestructuras educativas, culturales y deportivas, el apoyo a festejos y colectivos, la modernización del centro de la ciudad y la peatonalización del mismo, la descentralización con el apoyo a las juntas municipales, ... Todo ello ha ayudado a que el PP en Murcia haya ido aumentando sus apoyos, sucediéndose victoria tras victoria, con resultados vergonzantes para el socialismo murciano, incluyendo la reaparición de Izquierda Unida y la irrupción de UPyD, sin menoscabar la gran mayoría popular.

Pero el caso Umbra, y también el Barraca, con otros cuantos funcionarios de Urbanismo que cayeron en su operación, han puesto sobre la mesa que puede que no todo se hiciera bien, o que no se supervisara lo suficiente la actuación de algunos niveles de nuestra administración local.

¿Es el final del camarismo? ¿Se cerrará la puerta definitivamente a la natural sucesión de Varcárcel con el ascenso del Alcalde a la presidencia del partido y de la región?

Todo dependerá de como avance la investigación judicial, y de si después de mañana el Alcalde vuelve a su casa limpio de imputación. Si una vez que avance la instrucción el Alcalde queda fuera de la lista de imputados, incluso puede reforzar su posición, como en otros casos de la Región donde hemos visto como se han archivado numerosas causas.

Pero si Cámara acaba siendo compañero de viaje de Berberena y cía. hasta el banquillo, alguien tendrá que poner encima de la mesa un plan B. Más allá de algunas gaviotas oscuras que ya se puedan estar frotando las manos con su competencia contra el Alcalde, no se puede tirar por tierra el buen trabajo hecho hasta ahora. Se hace necesaria la renovación de algunas "viejas glorias" de pedanías que pasan además por sus momentos más bajos (Santa Cruz, Alquerías, La Ñora) pero hay un arcervo de trabajo y un equipo humano que debe continuar.

Celebración municipales 2011


Es lo que yo he intentado explicar a aquellos que no aciertan a ver como se puede casar mi pequeña participación popular con la defensa de la Huerta, su paisaje y su patrimonio. Aquellos que no quieran ver la huerta como un recurso son los que tienen que quedar fuera del PP, y no al revés. Si hasta ahora no hemos sabido aprovechar sus posibilidades, ya es el momento de hacerlo, y parece que por fin se han dado cuenta aquellos que no lo había hecho. Mientras hace años nadie hablaba de la Huerta, hoy podemos encontrar líneas de trabajo en este sentido en muchas concejalías, y además, podemos ver como en el Programa Electoral de 2011 se  han incluido numerosas propuestas que coinciden con lo defendemos desde HUERMUR.

Los que se hayan aprovechado de su posición, ya sea como funcionarios o desde sus responsabilidades políticas, deben pagar por ello, y no merecen ninguna compasión ni atención desde el Ayuntamiento ni desde el partido. La única forma de que se siga confiando en el futuro en la labor de gobierno hecha hasta ahora es exigir que se aclaren todos los puntos de duda y sombra de estos casos. Hasta el final y caiga quien caiga.




¿Es posible un "camarismo" sin Cámara? Esta expresión, que a veces se ha usado de manera casi despectiva hacia los que participamos desde el municipio de Murcia por algunos "valcarcistas", se resume en la unión de una "élite" que trabaja desde las concejalías con los muchos que "con palicos y cañicas" intentamos cada día hacer algo por mejorar nuestras pedanías. Esa amalgama, que además reúne a algunas bajas del gobierno regional, y algún que otro parlamentario en Madrid, forman algo compacto que se puede sentir en las campañas electorales.

Ese "camarismo" no permitirá una solución impuesta, sino que querrá formar parte del proceso sucesorio si al final se produce, tanto si hay un salto hasta el Gobierno Regional como una caída a los infiernos populares. Esta segunda no sería una salida merecida, pero la primera parece cada día más lejana.

Parece que se avecina un final gris a una carrera que parecía buena, pero no podemos olvidar aquello de que "hasta el rabo todo es toro", o como diríamos en la huerta, "mientras rule no es chamba".


lunes, 30 de abril de 2012

Comunicación al 8º Congreso Internacional de Molinología



 
 
Se ha celebrado esta semana en Tui (Pontevedra, Galicia) el 8º Congreso Internacional de Molinología, organizado por ASGAMUI y ACEM, donde junto a Enrique de Andrés una comunicación sobre el proyecto que proponemos desde HUERMUR para rehabilitar el Molino del Amor y ubicar un Centro de Interpretación de la biodiversidad de la Huerta de Murcia.
 
Se puede acceder a la producción científica del congreso en la web de la Diputación de Pontevedra, a través de este enlace.
 
 
En este congreso hemos presentado la candidatura de Murcia para acoger el próximo CIM en 2014 en nuestro municipio, candidatura que ha sido respaldada por unanimidad por la asamblea de ACEM.

lunes, 23 de abril de 2012

AJVA: nueve años y una ilusión

Hace justo ahora nueve años, al caer la tarde del 23 de abril de 2003, tres jóvenes aljucereños hacíamos algo que no podíamos llegar a pensar entonces el alcance que iba a tener.

En casa de uno de mis compañeros, firmábamos el acta fundacional de la Asociación Juvenil Villa de Aljucer, algo que en aquel momento era todo ilusión e ideas, y que hoy podemos decir con orgullo que es realidad y costancia.

Al filo de los 18 años, con muchas ganas pero poca colaboración entonces, afrontábamos un proyecto que dio la vuelta a los tópicos que sobre los jóvenes siempre se manejan.

Los jóvenes de AJVA (que unas siglas pueden ser muy bonitas pero sin gente detrás no son nada) han demostrado con el paso de los años que es de lo mejor que tiene este pueblo.

Han sabido demostrar que podían usar, como cualquier otro grupo, unas infraestructuras públicas sin ningún miedo a su deterioro. Han sabido gestionar ayudas públicas para fomentar la participación, la educación y la cultura del pueblo (y del municipio y la región). Han dinamizado la actividad cultural, participando en Carnavales y fiestas, pero también promoviendo exposiciones y publicaciones. Han colaborado con todos aquellos grupos, centros y asociaciones que han querido realizar proyectos conjuntos: desde el Colegio, hasta la última asociación con voluntad de estrechar lazos. Han defendido su pueblo y su patrimonio como nadie, llegando hasta las últimas consecuencias, ya sea delante de una excavadora o en un juzgado.

Y lo más grande, han formado un grupo que se ha demostrado capaz de realizar cualquier proyecto que se les pusiera por delante. Y como son cientos, casi diría miles, las actividades hechas durante estos años, me voy a quedar con una, no se si llamarla la más importante, pero si puedo decir la que con más dedicación, esfuerzo e ilusión han trabajado más jóvenes en estos años: el taller de teatro de los últimos meses.

La representación "Jesús, el Nazareno", que hizo vibrar a casi tres centenares de personas el pasado Lunes Santo, ha sido el punto culminante de un trabajo de medio año, con treinta jóvenes de Aljucer, pero también de otros pueblos y municipios, que mano a mano han demostrado una vez más lo que valen.

Eso es AJVA. Unos cuantos jóvenes comprometidos, que valen mucho, y que siguen dispuestos a trabajar por otros jóvenes, por los aljucereños, y por todo lo que les rodea. 

La dichosa crisis no puede ser la excusa para dejar de lado al importante tejido asociativo juvenil de nuestra región, que lleva sufriendo desde 2010 una injustificable dejadez de la administración regional, y desde 2007 los tan dañinos retrasos de más de un año en la colaboración municipal.

La participación juvenil, un valor protegido por la Constitución, junto al derecho de asociación, también consagrado por nuestra Carta Magna, es un importante activo de nuestra tierra, y su promoción no es un gasto, sino una inversión que revierte en la sociedad de forma exponencial, porque el desinteresado trabajo de tantos y tantos jóvenes, en los más diversos ámbitos, no tiene precio.

Y el de los jóvenes de AJVA, menos todavía. Gracias a todos.

miércoles, 7 de marzo de 2012

El Molino de la Ciudad, una recuperación frustrada

Artículo publicado en el número de marzo/abril de 2012 de la revista MOLINUM, de la Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos ACEM.

~ . ~ . ~ . ~ . ~

EL MOLINO DE LA CIUDAD, UNA RECUPERACIÓN FRUSTRADA

Pedro Jesús Fernández Ruiz
pedro@murcia.es
www.murciano.org




Tras recibir una antigua postal del Molino de la Ciudad, situado en la población alicantina de Orihuela, nuestro amigo Leopoldo me pide algunas imágenes actuales del mismo, así como un pequeño comentario. En estas semanas, he intentado informarme sobre esta construcción, sus usos a lo largo del tiempo y las problemáticas que en torno a él se han producido en los últimos años. Junto a unas cuantas fotografías, os ofrezco lo que he podido recopilar.
Postal del Molino de la Ciudad (Orihuela), remitida por Carlos Blázquez.



En un meandro del antiguo cauce del Segura, que ahora circula a apenas 200 metros, en tierras de la fronteriza Orihuela, podemos encontrar el Molino de la Ciudad, antigua construcción remodelada a lo largo de los siglos, y que con los escasos pero casi siempre bien aprovechados cauces del viejo Thader, ha servido tanto para la molienda de harina y pimentón como de fábrica de luz. Está declarado bien de interés cultural (BIC) y también está protegido por el planeamiento urbanístico municipal.

En un panel informativo colocado con las obras de acondicionamiento ambiental de las riberas del río, podemos conocer los ingenios en funcionamiento en este punto en las distintas épocas, teniendo segura su existencia ya en el siglo XVI, con 14 muelas. Bien propio de la ciudad, servía de fuente de ingresos, y daba servicio además a las poblaciones de ambos lados de la Vereda del Reino, límite provincial.


Las 6 piedras de moler fueron sustituidas por tres turbinas para producir electricidad a principios del siglo XX, con la reconstrucción del edificio sobre los sillares del siglo XVIII, continuando con ese uso durante varias décadas, sirviendo también sus instalaciones como oficinas de la empresa Hidroeléctrica para toda la comarca.

Tras el traslado a unas nuevas instalaciones de ésta, el Molino de la Ciudad recuperó su antiguo uso, volviendo a poner en funcionamiento sus turbinas para producir pimentón y harina, hasta los años 70, cuando definitivamente para de moler.

En la actualidad, el edificio está abandonado, con las ventanas de la planta baja tapiadas, y con algunas pérdidas en la cubierta. Parte del entorno no está en las mejores condiciones, y parte de las antiguas construcciones anexas amenazan ruina.

Hace algunos años, la Confederación Hidrográfica del Segura (que igual se dedica a destruir acequias históricas y hacer obras faraónicas que a restaurar el cauce del río) adecuó el tramo de antiguo cauce junto al Molino, generando un acogedor jardín con un paseo hasta el casco urbano oriolano, por una zona todavía de huerta tradicional, entre palmeras, naranjos y bancales con diversas plantaciones.

A la izquierda, puente restaurado. A la derecha, fachadas posteriores sin restaurar.

En estas obras, se restauró también el puente del Molino, construido sobre el azud del mismo, del que se conoce su existencia ya en el siglo XVII, mejorándose su fábrica a principios del XVIII. El puente cuenta con protección propia en el PGOU, con grado uno. Actualmente se usa para acceder al molino desde el antiguo meandro rehabilitado.

Testigo mudo del abandono y deterioro progresivo de este molino es un cartel de su “Rehabilitación integral” a cargo de fondos europeos, en un programa de desarrollo rural comunitario con la participación de las administraciones estatal, autonómica y provincial. Como se puede ver en las fotografías, no se llegó a poco más de la limpieza de la fachada situada junto a la pasarela donde acaba el puente. Las otras tres fachadas, así como las cubiertas y el interior, no llegaron a conocer esta rehabilitación, según parece.



Una escuela taller promovida por el empresario que reivindica la propiedad del inmueble comenzó a realizar los trabajos de restauración, que no pasaron de lo escrito antes. En el blog “Patrimonio Industrial Harinero” de nuestro compañero Javier Revilla, encontramos información sobre el intento de ubicar en este molino una subsede de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que reivindica la propiedad del inmueble al estar situado en dominio público hidráulico, pero que en 2009 seguía sin tramitar la caducidad de la concesión administrativa del molino.

A pesar de las intenciones hechas públicas por ambas partes, CHS y concesionario, de llegar a un acuerdo para la cesión al organismo de cuenca y la rehabilitación del inmueble, y los trabajos iniciados en esos momentos con la escuela taller, al acabar la misma, no se ha avanzado en ninguno de estos aspectos.

Hoy, el molino sigue esperando una actuación que zanje su proceso de degradación antes de que llegue a convertirse en irreversible, y que devuelva al lugar que se merece a esta imponente construcción en la más alta de la Vega Baja.

Por desgracia, no hay ni un solo indicador de cómo llegar al molino en coche, en ninguna de las carreteras por las que hay que circular para llegar al mismo. La forma más fácil es por la N-340, antigua carretera Murcia-Alicante, al oeste de Orihuela, en el nudo del punto kilométrico 683, cogiendo aquí la carretera del servicio del Trasvase Tajo-Segura, siguiendo las muy visibles tuberías que conducen el agua a varios metros de altura. Antes de llegar a cruzar el río, entraremos por la Vereda de la Ermita al rincón del Molino, ya que éste da nombre al pequeño lugar en el que se agrupan unas cuantas casas en torno a él. La otra opción es intentar seguir el curso del río aguas arriba desde Orihuela, para lo que habrá que pasear unos cuantos minutos en un terreno llano y acondicionado.

Elementos del molino abandonados durante décadas.

Parece ser que los expolios de elementos metálicos de este y otros molinos de la zona se han sucedido en los últimos años. En las edificaciones anexas podemos ver apiladas las antiguas piedras, así como otros elementos en este caso de madera, como una tolva, algo que no se debería permitir en un BIC, y para lo que las administraciones local y autonómica deberían tomar medidas, ya que las leyes las habilitan para ello, cuando el propietario no se hace cargo de velar por la correcta conservación del bien.

Solo me queda añadir que espero que no se siga perdiendo más el tiempo en tomar medidas para la conservación de este molino, que todavía está en condiciones de poder rehabilitarse con una intervención que de seguir dejando pasar los años, será mucho más costosa y difícil, como por desgracia estamos acostumbrados a ver en el patrimonio de nuestra huerta, abandonado y dejado durante años hasta que no aguanta más esta sinrazón.

Panel informativo:



Referencias en internet:





http://www.minutocero.es/galeria.php?tipo=foto&id=341

lunes, 16 de enero de 2012

Colaboración en la revista MOLINUM: El viejo molino

Aquí os dejo mi última aportación a la revista MOLINUM, de ACEM, la Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos, entidad de ámbito nacional con una dilatada trayectoria, en la que unimos fuerzas desde muy diversas situaciones para defender nuestro patrimonio histórico y cultural.

En la web de ACEM tenemos colgados los casi ya 30 números de este boletín, que cada dos meses publicamos con las aportaciones y noticias de todos aquellos que se quieran sumar. Así que, si os gustan los molinos, no lo dudéis, animaros y haceros socios de ACEM, Y este año se volverá a celebrar un nuevo Congreso Internacional de Molinología, en Tui-Vigo. Al anterior, celebrado en Zamora, acudimos con una comunicación sobre el Molino de Oliver y el movimiento en defensa del patrimonio de la Huerta de Murcia.

~o~o~o~o~o~o~


EL VIEJO MOLINO  



Sus aspas ya no giraban. 
Allí estaba, en lo alto del monte, desde donde antiguo dominaba la comarca. 
Hoy, empequeñecido y olvidado, bajo otras aspas más rápidas, ve pasar el tiempo. 
La tecnología, rápida, fría e impersonal, ha sustituido al esfuerzo y al sudor. 
El paisaje ha cambiado para siempre. 
Rasgado y herido, es la metáfora de lo que hemos hecho con nuestro patrimonio. 
Unos nuevos gigantes se suceden en cada alto de La Mancha. 
Lo han ocupado todo, sin ni siquiera respetar la tierra de sus mayores, 
clavándose hasta junto a sus humildes cimientos. 
Ningún Quijote pudo pararlos, y aquí están, girando y girando sin parar. 


Molinos de viento frente a la población de Las Anorias (Plétora, Albacete).